Las cartas del abuelo Pascasio. El peligroso gobierno municipal de San Martín de los Andes

Manuel Suárez

Muy querida nieta Cristina:

Te escribo para desahogar un poco el persistente dolor de pecho que sentimos los abuelos emigrantes desde que las urnas eligieron al más malandra de los empresarios truchos para ser el presidente de nuestra bien amada segunda patria. No logramos mantener una respiración constante. Ahí abajo se suceden los ataques a la normalidad democrática que nos cortan el aire. Es increíble que se haya depositado la confianza en un grupo organizado de delincuentes que se presentaron como los más buenos administradores del erario público. Quizás sean los mejores. Es indudable que cada día superan sus marcas de desprecio al país. No hay espacio que escape a la voracidad macrista que se alimenta de lo ajeno para engordar las cuentas particulares.

Un triste ejemplo de la decadencia o pérdida de la sensatez lo tenemos en el municipio de San Martín  de los Andes en la provincia patagónica de Neuquén. En las pasadas elecciones se borró a Juan Carlos Fernández del FpV eligiendo a Brunilda Rebolledo del MPN que asumió el 11 de diciembre de 2015 y tenía por lema de su campaña “Quiero volver a verlos sonreir”. Cualquiera que piense un poco no debería de votar —evidentemente no fue el caso— a una candidata que se presenta como sanadora para dirigir una asociación de amigos del bienestar espiritual. Las chamuyadas de Brunilda recibieron el apoyo mayoritario y desde entonces la marca local de Macri se hizo con el gobierno municipal. A lo mejor Brunilda desconoce que en el municipio gallego de A Rúa tiene su sede la acreditada bodega “Joaquín Rebolledo” que elabora unos vinos de gran calidad dentro de la D.O. Valdeorras.

La señora Brunilda tiene un apellido castellano originario de León que hace referencia al Quercus pyrenaica, una especie de roble que en Galicia denominamos cerqueiro o cerquiño. A los abuelos nos duele mucho tener que denunciar a las autoridades municipales de San Martín de los Andes por complicidad manifiesta con el Poder Ejecutivo Provincial que por medio del Decreto Nº 505/2010 otorga 90 hectáreas de tierras fiscales a la empresa Nieves de Chapelco. También expresamos nuestra repulsa a los funcionarios municipales de sangre gallega (Castañeda, Ferreira, Miño, Muñiz Saavedra y Vázquez) que incumplieron su deber de protección de los bosques autóctonos. Menos mal que Brunilda, en su discurso de toma de posesión, manifestó que “la gente necesita sentir el apoyo del municipio”.

No hay disculpa posible por parte del gobierno municipal de San Martín de los Andes. Sin su aquiescencia no se entiende que el Poder Ejecutivo Provincial decida regalar un gran espacio natural dentro del área de protección de bosque nativo a una empresa para negocio inmobiliario. No estamos delante de ningún proyecto de desarrollo turístico. Es un negocio de especuladores que coimearon fuerte a los gobiernos provincial y municipal. Es de destacar que en el Cerro Chapelco (2394 m de altura) hay un centro de esquí con excelentes instalaciones a 20 km de San Martín de los Andes. Pero además el cerro es la cabecera de los sistemas hídricos que nutren una amplia cuenca. La concesión es irregular al incumplir la ley provincial de Bosque Nativo (nº 2780).

Los abuelos nos sumamos a la acción de inconstitucionalidad presentada ante el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén. Nos solidarizamos con la buena gente de la Asamblea Socio Ambiental de San Martín de los Andes que lucha con fundamentación para evitar una estafa de la riqueza pública en beneficio de un reducido grupo de corruptos. Por desgracia, estamos asistiendo a múltiples sesiones de robo macrista por toda la geografía de la querida Argentina. Don Mauricio es de la peor basura pero no huele. El presidente se envuelve en papel de celofán que tapa el halo de podredumbre que lo nutre para el saqueo implacable del bienestar general. Espero que en Neuquén se haga justicia y los corruptos reciban el castigo que se merecen.

Me despido. Dentro de un ratito disfrutaremos de la obra plástica de la genial vanguardista Maruja Mallo en una trasmisión especial desde el Museo Provincial de Lugo. Allí en la hermosa Praza da Soidade se exponen 25 pinturas de una mujer que compartió época con Picasso, Lorca y Buñuel. Quiero recrearme en su maravillosa “La sorpresa del trigo” que me recuerda aquellos felices veranos en familia recogiendo el cereal en mi aldea de Mazaeda. Recibí el cariño del viejo fonsagradino que anhela volver a verte en el timón de la dorna rioplatense de la solidaridad.

Advertisements