Las cartas del abuelo Pascasio. Macri ha defraudado a la ciudadanía argentina

 

Manuel Suárez

Manuel Suárez

Muy querida nieta Cristina:

La verdad es que ahora estoy bastante más tranquilo al saber que serás senadora. Es el primer paso para el retorno a la presidencia de mi querida segunda patria. Eres una persona con sentimientos. Estás sufriendo al ver que don Mauricio es un mentiroso que ha defraudado a los ciudadanos. Creo que la gran mayoría de sus votantes están desilusionados al ver que incumplió sus promesas. Al ver que tenés unos mangos en el bolsillo que apenas te alcanzan para una bandejita de huesos de pollo que La Anónima vende a 14,90 el kilo, empezás a pensar que te engrupieron. Hay evidencias que no se pueden disimular por más chamuyadas que hagan los mercenarios del “Clarinete” sobre la alegre dieta del globo amarillo.

Estuvimos leyendo una nota en el digital español Público de la autoría del economista Alfredo Serrano Mancilla titulada “El fraude económico de Macri en la Argentina” que es muy recomendable para todos los que confiaron en Macri. El doctor Serrano es el director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica y un buen conocedor de varios países americanos y asesor del canal multiestatal de noticias Telesur. Comienza su nota diciendo: Macri ha defraudado a la ciudadanía argentina. Y lo ha demostrado en un escaso lapso de tiempo. Sólo ha necesitado algo más de un año y medio para incumplir todo lo que había prometido. Si existiesen los contratos electorales, el de Macri ya hubiese sido rescindido por infracción múltiple.

La nota de Serrano es clara. Nos describe como Macri “estafó al electorado” con ofertas en campaña electoral que luego no cumplió. Una promesa incumplida que es bien palpable es la de bajar la inflación que resulta que subió una barbaridad hasta alcanzar el 40%. Desde el año 2002 no se tenía una tasa tan alta. Este desfase interno es el que indican los empleados en Argentina del servicio exterior español como justificación para pedir un aumento de sus salarios. Además subieron todas las tarifas de los servicios públicos. Los tarifazos fueron de entre un 200% y un 300% para agua, electricidad y gas. El “subte” pasó de los 3,50 pesos de cuando estabas vos a los actuales 10 pesos.

Creo recordar que en el 2009 se pagaba poco más de un peso por boleto. Otra linda promesa que se esfumó es la relativa a recuperar la economía ya que según don Mauricio el país estaba fundido. No recuperó nada pero fue muy efectivo en descender en el 2016 a menos 2,3%. El último año tuyo en el gobierno se creció un 2,1%. Agreguemos el desastre de la caída de la producción industrial en un 10% que lleva al aumento de la desocupación en más de 300.000 personas en lo que va de año. El INDEC registra una tasa de desempleo del 11,8 % para el conurbano bonaerense y del 10,8 para Catamarca y del 10,4 para Mar del Plata y del 10,3 para Rosario. El panorama está muy oscuro pero las páginas mafiosas del “Clarinete” y los mercenarios televisivos te hablan de recuperación y de que es necesario que la negra Milagro siga en prisión.

Un lindo cuentito que repetía el candidato durante su campaña electoral era sobre la pobreza cero. Bueno, hay que entender a don Mauricio, era portavoz de una fantasía para hacerle recordar a sus votantes la alegre etapa de la infancia. Aumentaron los pobres y los indigentes. Se estima que la Argentina tiene un millón y medio más de pobres y unos 600.000 indigentes más. Al haber más pobres es evidente que aumenta la desigualdad. Las políticas económicas siempre tienen consecuencias. Antes de diciembre de 2015 la diferencia entre los más ricos y los más pobres era de 18,7 veces.

Ahora es de 23,2% veces. ¡Para que luego digan que nada mejoró con Macri! Me despido. Hay mucho más para comentar sobre el lamentable hundimiento de una sociedad que al caer en un momento de obnubilidad fue pichicateada por el actual presidente para así vaciarle cerebro y bolsillo. Me voy corriendo para llegar a tiempo a la lectura comentada del último libro del gran poeta gayego de Avellaneda, Carlos Penelas. Será su gran amigo Lucas Moreno el que nos guiará por las páginas de “El huésped y el olvido” para viajar desde una plaza del sur hasta una camelia del pazo de Oca. Recibí el cariño fonsagradino del viejo emigrante que se emociona al ver que su nieta es una certeza para millones de esperanzados corazones.

Pascasio Fernández Gómez

Advertisements